skip to content
COVID-19HealthcareIn the News

La Opinión: Congresistas del sur de California piden equidad en la distribución de vacunas a latinos

By February 16, 2021 No Comments

“La pregunta no es quién va a recibir la vacuna…la pregunta debe ser quién la necesita más”, afirmó la congresista demócrata Nanette Diaz Barragán (Distrito 44), en torno a la distribución de las vacunas contra COVID-19, donde las comunidades afroamericana y latina han sido aparentemente marginadas.

 

Diaz Barragán y sus colegas Karen Bass (Distrito 37), Ted Lieu (Distrito 33), Alan Lowenthal, (Distrito 47), Judy Chu (Distrito 27) y Grace F. Napolitano (Distrito 32) pidieron respuestas sobre la equidad en la distribución de la vacuna, en una carta dirigida al secretario de Salud y Servicios Humanos de California, Mark Ghaly y a la doctora Bárbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del Condado.

 

Los congresistas solicitaron datos estatales y del condado angelino sobre los códigos postales, raza y etnia, edad y ocupación de quienes ya han recibido la inmunización.

 

“Incluso durante el corto período de tiempo en el que los adultos de 65 años o más se han vuelto elegibles para la vacuna, nos preocupa ver ya enormes disparidades, con tendencias raciales, sobre quiénes están recibiendo estas citas limitadas para vacunarse”, añaden.

 

Dada la intención expresada por el gobernador Newsom de ampliar la tasa de vacunaciones en todo el estado y la intención inicial del condado de Los Ángeles de distribuir las vacunas en los códigos postales más afectados, los legisladores solicitaron datos que reflejen esas intenciones.

 

El Distrito 44 de la congresista Diaz Barragán, con 717,140 habitantes, está representado en un 69.4% de latinos; 15.12% afroamericanos; 7.9% blancos y 0.84% asiáticos, con solamente dos comunidades adonde ha llegado la vacuna, a través de las farmacias CVS: Carson y Walnut Park, donde no se puede hacer una cita más.

 

En compás de espera continúan las comunidades de Compton, Florence-Firestone, Lynwood, North Long Beach, Rancho Domínguez, San Pedro, South Gate, Watts, Willowbrook y Wilmington.

 

En la misiva,  los congresistas señalaron que, datos de la Universidad de Medicina y Ciencia Charles R. Drew, recopilados de un sitio de prueba temporal en la comunidad Watts-Willowbrook, se mostró que más del 30 por ciento de los casi 30,000 residentes evaluados no tenían un centro médico de atención primaria, donde es probable que se hagan la prueba y reciban las vacunas.

 

“Sin una acción inmediata que aborde las barreras sistemáticas a las vacunas, continuaremos presenciando resultados de salud adversos y muertes relacionadas con la infección por COVID-19”, advirtieron los legisladores.

 

En entrevista con La Opinión, esto fue lo que dijo la congresista Diaz Barragán:

 

LO: Las decisiones de las autoridades de salud del condado de Los Ángeles han sido criticadas como ilógicas en cuanto a la distribución de las vacunas… ¿Qué sucede?

 

NDB: “Me preocupa mucho, porque las comunidades de bajos ingresos han sido las más afectadas y tienen las tasas más altas de afectados que el resto de la población y les es más difícil hacer una cita para la vacuna. Hemos oído que llaman y están hasta tres horas en el teléfono y no obtienen una cita o se les dice que les llamará al día siguiente; encima de todo tienen que tomar hasta tres autobuses para llegar allá [a los mega centros de vacunas]… Otras personas como mi mamá no tienen un teléfono inteligente y tampoco saben cómo llenar las formas en internet”.

 

LO: ¿Y desde el Congreso, ustedes que pueden hacer?

 

NDB: “Hay muchos problemas y necesitamos arreglarlos; el presidente Biden dijo que empezarían a enviar vacunas a los centros de salud comunitarios para que asistan a la gente de bajos recursos; yo hablé con un centro de refugio para mujeres maltratadas en San Pedro y ellos van a darles acceso a las vacunas.  Pero sabemos que no hay bastantes vacunas. Y ese problema comenzó con la Administración Trump que falló en tener un plan de vacunación y no consiguieron más dosis”.

 

LO: ¿Ustedes se han dirigido al presidente Biden y al gobernador Newsom para hacerles saber de la inequidad en la distribución de las vacunas?”

 

NDB: “Si, hemos enviado cartas al presidente Biden y al gobernador para decirles que necesitamos ayuda; en esta semana van a llegar más vacunas a centros de salud comunitarios y empezará la vacunación en Cal State Los Angeles. Además, a mí me han dicho que abrirán otro mega sitio en mi distrito”.

 

 

“Tengo semanas diciéndoles que necesitamos hacer otras cosas; que la gente tenga acceso a las vacunas y les sugerí que usaran las unidades móviles para que la gente de la comunidad pueda ir allí, donde estamos nosotros [los latinos]. Si la gente no puede acceder a Internet, entonces tenemos que ir a las comunidades, a las viviendas públicas, a instituciones de hogar para ancianos; es decir, a donde está la mayoría que no tiene acceso, necesitamos enfocarnos en las comunidades que están teniendo los más altos números de muertos”.

 

LO: Sin embargo, parece ilógica la logística en la distribución de las vacunas…

 

NDB: “Entiendo que en South Gate la gente espera horas para comunicarse, pero no obtiene cita, y que los supervisores van a tratar de ayudar con transportación para la gente… El problema es que la comunidad no sabe a dónde deben ir. Lo más importante es llevar la vacuna a la comunidad, a los centros comunitarios”.

 

LO: Y si saben que la respuesta para la comunidad Latina es atenderla en centros comunitarios ¿Por qué no lo hacen? Da la impresión de que están atendiendo a otros grupos raciales por encima de la comunidad más afectada con contagios, hospitalizaciones y muertos…

 

 

 

 

“La pregunta no es quién va a obtener la vacuna…La pregunta debe ser quien la necesita más”.

 

La Opinión