La violencia con armas en los Estados Unidos ha adquirido proporciones de epidemia. La congresista Barragán cree que oraciones y momentos de silencios para los victimas ya no son suficientes. El Congreso debe tomar acción.

Esto significa que la cámara de representantes debe tomar esfuerzos para entender las raíces de violencia con armas y considerar los cambios necesarios para prevenir más violencia. Para abordar este tema, congresista Barragán apoya proyectos de ley que eliminan la proscripción que previene los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) investigar las causas de violencia con armas. También apoya la cerradura de lagunas en el sistema que previenen que el sistema nacional de gestión de las armas funcione correctamente. Apoya una prohibición contra la venta de aparatos que convierten rifles semiautomáticos en una ametralladora, como sucedió en la masacre de Las Vegas en 2017.